• mjvillaquiran

Dolarización y economía: rumbo a la era post-pandemia

Steve Hanke: el dólar ha sido un respaldo importante para Ecuador

Conforme han pasado las semanas, se va cumpliendo el período de confinamiento dispuesto por la mayoría de gobiernos alrededor del mundo.


En Ecuador, 42 cantones de 16 provincias están y pasan –desde el 1 de junio próximo– al semáforo amarillo de restricciones por la emergencia sanitaria. La ciudad de Quito, se insertará a esta modalidad a partir del miércoles 3 de junio.


El golpe sanitario y económico en el país ha sido colosal. Para una economía que ya venía acarreando serios problemas fiscales, el cierre de un gran porcentaje de la industria y las empresas –tanto nacionales como internacionales– además de la caída de los precios del petróleo, ensombrecen aún más el panorama.


Ante este escenario surgen varias preguntas, algunas de ellas pueden ser: ¿Qué nos espera? ¿Cómo puede el país recuperarse de esta caída? ¿Qué sucederá con el dólar?


En una entrevista para la revista Vistazo, el catedrático de la Universidad de Johns Hopkins: Steve Hanke, asevera que: “Si Ecuador deja la dolarización, en pocos meses será Venezuela”.


Hanke realiza un diagnóstico de la coyuntura económica por la que atraviesa el país y enlista que los principales problemas son:


1. Pérdida de libertad económica (Ecuador está en el puesto 118 del ranking de 162 países).

2. Colapso del precio del petróleo.

3. Elevada deuda pública –de la que responsabiliza al exmandatario Rafael Correa–.


Asimismo, menciona que el dólar ha sido un respaldo importante para el país y que a esta política económica deben acompañarle reglas propias de la dolarización, es decir, un presupuesto fiscal equilibrado.


En el país, sectores que desdeñan a la dolarización reiteradamente esgrimen que la apreciación del dólar hace menos competitivos a los productos nacionales en los mercados internacionales.


Steve Hanke refuta esta premisa aduciendo que el franco suizo históricamente tiene una tendencia a apreciarse y, aun así, Suiza se ha mantenido como una economía altamente competitiva y con un superávit amplio en su balanza de pagos, gracias a que no hay un Banco Central que devalúe la moneda para mantener a los productos nacionales “competitivos”.


Para él, Ecuador debería brindar más apertura para la inversión y el comercio. Además, se debe proveer de seguridad pública y un sistema judicial y de propiedad eficientes.


Franklin López, analista económico, recuerda que la dolarización fue un evento impulsado “desde abajo, por la gente” y que son estos últimos los que la defienden –los políticos meramente la oficializaron–, por la estabilidad y valor que ha aportado.


Gabriela Calderón, investigadora para el Cato Institute, menciona que la dolarización ha permitido: un nuevo mercado hipotecario, cuotas para el financiamiento de compras y una cultura de ahorro. También, indica que la dolarización no es solo usar dólares, sino un sistema que permite a los ecuatorianos cuidar de su poder adquisitivo frente a la indisciplinada clase política.


Conforme a este planteamiento, propone implementar ante el contexto actual: nueva legislación laboral, apertura comercial, integración financiera, reformar la seguridad social y reducir del gasto público.


Santiago José Gangotena, profesor de economía en la Universidad San Francisco de Quito, arguye que “la situación fiscal del Estado ecuatoriano es muy mala”.


Señala que un agravante ante esta coyuntura son las reglas laborales tan rígidas que no permiten dar resiliencia a los agentes económicos para que puedan enfrentar con más facilidad a las nuevas circunstancias. Gangotena concluye afirmando que la flexibilización laboral dará a momentos como los presentes mayor adaptabilidad a la economía.

26 vistas
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
LIBRE RAZÓN
Oficina Quito:  Vasco de Contreras N35-236
Teléfonos: (+593) 02 443 085 | +593 0998 352936
Contacto: librerazon@gmail.com
 Quito, Ecuador