top of page

Educación partidista ecuatoriana: el establecimiento de una ideología prefabricada en libros


Para entender a los fenómenos de agitación social en el Ecuador, entiéndase por fenómenos de agitación a escenarios complejos como los de octubre de 2019 en dónde la exacerbada conducta violenta por parte de los manifestantes (muchos de ellos jóvenes), llevaba entre líneas la famosa lucha de clases; una sacralización excesiva a los pueblos originarios y un empleo reiterado —y siempre peyorativo— de la palabra “neoliberal”; es preciso analizar a la educación. Indagar los ejes sobre los que se construyeron los libros en la década correísta brinda un criterio sólido para comprender el comportamiento descrito al principio.


Es difícil concebir una educación imparcial cuando en los libros de quienes pertenecían al primer año de colegio se encontraban ideas como: “emprender la lucha contra un sistema económico que propaga la pobreza y concentra la riqueza en manos de unos pocos”[1]. O con tareas del tipo: “Observen la bandera de la URSS y analicen sus elementos: la hoz, la estrella y el martillo”[2].


Actividades “académicas” que instan a profundizar en la vida del Karl Marx: “Marx y su ideología, en el siguiente enlace conoce más sobre Karl Marx” [3] y más adelante en el mismo libro una tarea similar en donde se lo llama “maestro Carlos Marx” e invita a quienes lo revisan a consultar sobre su “histórica labor periodística”[4].


Karl Marx es todo un personaje que se lleva más de un epíteto laudatorio desde su primera aparición en los libros de tercer año de colegio, hasta su culmen en el texto dedicado al último año de secundaria.


El libro del que se acaba de hacer mención puede ser definido como una oda al socialismo, en todo el sentido de la palabra. Apenas en la página 13 ya se encuentran retratos de Lenin, Engels y Marx; en la página 141 se muestra al Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y a quién fue su líder hasta 2014, como si fuesen un arquetipo para el desarrollo de las sociedades. La revolución cubana se extiende desde la página 146 hasta la página 149, siendo uno de los episodios mejor detallados por el texto. En la página 151 está Fidel Castro y cuatro hojas más tarde un sonriente Rafael Correa Delgado encabezando un episodio titulado “La revolución ciudadana”.


Como es sabido, las ideas de izquierda no fraguan sin un enemigo imputable de todos los males de una nación. El recurso empleado, del segundo al último año de colegio por el correísmo fue el “neoliberalismo”, al punto de existir una unidad de estudio completa llamada: “El neoliberalismo en américa latina”[5].


La primera vez se menciona la palabra “neoliberalismo” es en el texto de segundo año de colegio, pero es en el libro venidero, el de tercer año, en donde se lo toma en serio y se le dedica dos apartados para su análisis. Bastaron dos hojas para encontrarlo responsable a él, al FMI y al Banco Mundial de todas las crisis latinoamericanas: “El neoliberalismo impactó negativamente en la economía de la nación […] los despidos de empleados públicos, las quiebras y privatizaciones de empresas estatales, la reducción de negocios privados […] el aumento de los precios de los combustibles y el trasporte”.

El fragmento no precisa mayores detalles para hacer un intento de contextualizar las aseveraciones planteadas con la evidencia histórica ecuatoriana, es solamente una carta de acusaciones.


Por otro lado, la sacralización a los pueblos indígenas y a los antepasados que conflagraron con los españoles es otro desatino del enfoque educativo propuesto por el gobierno de ese entonces. Los pueblos indígenas merecen respeto, el mismo respeto que merecemos todos nosotros; los pueblos indígenas no son inmaculados, nosotros tampoco. Esta es una idea que no la tuvieron clara quienes elaboraron los libros alguna vez distribuidos. La línea divisoria entre el reconocimiento de la plurinacionalidad ecuatoriana y la idealización a estos pueblos es delgada, y en ese entonces, fue rebasada.


Obviando los innecesarios ataques al capitalismo, pues, aunque suene estrafalario se lo acusa incluso de la discriminación étnica[6], el libro de primer año de colegio es tibio respecto al indigenismo. El escenario es distinto más adelante. A las culturas indígenas se las describe con cualidades, todas de ellas todas laudatorias: “reciprocidad y redistribución”; “minga, trabajo colectivo”; “hoy por ti, mañana por mí”[7], son subtítulos de una unidad de estudio y contrastan fácilmente con un artículo llamado “Aborígenes e invasores”: “Las sociedades andinas valoraban mucho la reciprocidad […] En Europa la reciprocidad no es una característica de las sociedades”[8].


Finalmente, el gobierno nacional distribuyó libros a todos los establecimientos fiscales, pero ¿lo hizo por los jóvenes o por intereses ideológicos? Es inadmisible coartar la libertad que tienen los seres humanos para escoger lo que está bien y lo que está mal. La distribución de información partidista durante el periodo correísta ha modelado eventualmente el pensamiento de la juventud ecuatoriana a través de la imposición de lo que el gobierno pensó debería enseñarse, mas no se preocupó jamás de ponderar la realidad y entregarla para que los jóvenes se sirvan de ella y decidan qué camino seguir.


Tras asimilar datos como los expuestos, es mucho más fácil entender la conducta de los jóvenes ecuatorianos respecto a una pluralidad de temas. Esto es útil para emprender los cambios necesarios en búsqueda de una educación que instruya a las personas con base en la historia fáctica, apartando a la academia de las ideologías para que así sean las personas, haciendo uso de su libertad, quienes decidan que corrientes seguir.


Referencias

Ayala Mora , E., & Ortiz Crespo, G. (2018). Estudios Sociales: texto del estudiante, octavo grado. Quito: Corporación Editora Nacional.

Ayala Mora, E. (2016). Estudios Sociales: texto del estudiante, decimo grado. Quito: Corporación editora nacional.

Ministerio de Educación del Ecuador. (2018). Historia 2: Bachillerato segundo curso (Quinta ed.). Quito: Don Bosco en alianza con Edebé.

Ministerio de Educacion del Ecuador. (Quito). Historia 3: Bachillerato tercer curso (Quinta ed.). 2018: Don Bosco en alianza con Edebé.



[1] Ministerio de Educación del Ecuador, texto de octavo año de educación general básica, página 203. [2] Ministerio de Educación del Ecuador, texto de décimo año de educación general básica, página 26. [3] Ministerio de Educación del Ecuador, texto de segundo año de bachillerato general unificado, página 162. [4] Ministerio de Educación del Ecuador, texto de segundo año de bachillerato general unificado, página 183. [5] Ministerio de Educación del Ecuador, texto de tercer año de bachillerato general unificado, página 160. [6] Ministerio de Educación del Ecuador, texto de octavo año de educación general básica, páginas: 203, 204 y 207. [7] Ministerio de Educación del Ecuador, texto de tercer año de bachillerato general unificado, página 42. [8] Ministerio de Educación del Ecuador, texto de octavo año de educación general básica, página 113.

276 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page