El lado oscuro de la cibersoberanía en China

Defender la lidertad de elección es hoy más importante que nunca

Al puro estilo del Imperio en Star Wars, el gigante asiático ha impuesto su plan de seguridad nacional y control social denominado cibersoberanía. Este mal innegable que ha tomado fuerza en modelos de gobernanza totalitaria que buscan restringir al máximo las libertades y derechos fundamentales para construir una sociedad obediente y subordinada. Su fin es mantener el orden social, la seguridad nacional y la estabilidad de la estructura política.


China, como pionera de este “innovador” método de manipulación social, ha puesto en marcha una serie de medidas para la transformación del ciberespacio, tal y como lo establece la Ley de Ciberseguridad vigente. Ello será un cambio revolucionario dentro del manejo de la información filtrada en la Internet, así como el manejo adecuado y sistemático de las redes sociales, el comercio en línea y los servicios que ofrecen las grandes compañías tecnológica y de telecomunicaciones a sus usuarios.


Entre las medidas adoptadas por el gobierno chino están las oficinas de policía dentro de las empresas tecnológicas chinas. Estas compañías gigantes ahora tienen que lidiar con la supervisión del departamento de seguridad pública, según el gobierno chino, para evitar delitos cibernéticos.


La oficina policial está encargada de vigilar el contenido subido en línea en caso de que el contenido contenga material violento o pornográfico o sea considerado una amenaza para la estabilidad social y la seguridad nacional. Dentro de la información que se encuentra prohibida para los usuarios chinos esta la que involucre a las autoridades del gobierno o que pueda conllevar a una alteración del estatus quo.


Además, el gobierno chino ha obligado a todas las compañías que ofrecen servicios de telefonía móvil o datos a realizar a sus clientes una prueba de reconocimiento facial y proporcionar su identificación, con la finalidad de registrar en el sistema sus nombres correctos junto con sus rasgos faciales. De esta manera, el gobierno pretende salvaguardar “los derechos e intereses legítimos de sus ciudadanos en el ciberespacio” y controlar todo tipo de fraude llevado a cabo por medio del internet. Si se omite estos requisitos, las compañías de telecomunicaciones podrían recibir una multa de hasta 500.000 yuanes, que vendrían a ser 80.525 dólares.


Es así como China se va abriendo paso en el mundo de la Internet, promoviendo una visión cerrada y acciones de censura con la premisa de construir una cibersoberanía aplicable a todas las naciones. Sin embargo, ello no es para nada bien recibido por los gigantes mundiales tecnológicos, quienes defienden la Internet libre.


En la cuarta Conferencia Mundial de Internet, organizada por el gobierno chino, el CEO de Apple Tim Cook y el CEO de Google Sundar Pichai, tuvieron oportunidad de hablar por primera vez públicamente en dicho evento. Ello marcó un precedente positivo a favor de la postura de aquellos que defendemos la libertad y un golpe para aquellos que quieren restringirla.


En el discurso inaugural, Cook mencionó que Apple ha sido un impulsador de la economía china en los últimos tiempos, argumentando que las tiendas de Apple han logrado dar a los 1,8 millones de desarrolladores de China unas ganancias totales de 16,9 mil millones. Confirmó también su postura a favor de una Internet abierto y aseguro que Apple está totalmente agradecido de haber tenido la oportunidad de trabajar con sus socios chinos para construir juntos una comunidad que a futuro se reunirá en el ciberespacio. Lo dicho por Cook, llega posterior al pedido del gobierno chino de eliminar cientos de aplicaciones de la tienda de Apple por considerarlas prohibidas para el usuario chino.


En la misma línea, Pichai declaró que Google ha sido un aliado fundamental de pequeñas y medianas empresas chinas que han podido, mediante sus herramientas, promocionar sus productos y servicios a otros países del mundo, ampliando así su rango de mercado. Cabe mencionar que el gobierno chino, hace ya un buen tiempo, bloqueó el acceso de los usuarios a YouTube y otros productos de Google.


Los imparables esfuerzos de China por restringir sistemáticamente las libertades y derechos humanos, mostrando al mundo un manejo “sustentable y adecuado” del ciberespacio, no tiene cabida en sociedades donde defendemos y luchamos por la libertad individual y los derechos; donde existen representantes de empresas sumamente importantes a nivel mundial que defienden la libertad de los usuarios de poder elegir qué contenido ven o leen, qué aplicaciones usan o no, qué productos o servicios adquieren en línea y cómo pueden utilizar las herramientas que el internet les proporciona.


Tal cual la resistencia en la mítica saga de Star Wars, aún tenemos muchas batallas que librar para defender la democracia, la libertad y los derechos en la guerra contra el Imperio.


Mira también: La cibersoberanía y su efecto perverso en contra de la libertad

98 vistas
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
LIBRE RAZÓN
Oficina Quito:  Vasco de Contreras N35-236
Teléfonos: (+593) 02 443 085 | +593 0998 352936
Contacto: librerazon@gmail.com
 Quito, Ecuador