PREGUNTA 2 | Por qué votar NO

January 31, 2018

PREGUNTA 2.- ¿Para garantizar el principio de alternabilidad, está usted de acuerdo con enmendar la Constitución de la República del Ecuador para que todas las autoridades de lección popular puedan ser reelectas por una sola vez para el mismo cargo, recuperando el mandato de la Constitución de Montecristi y dejando sin efecto la reelección indefinida probada mediante enmienda por la Asamblea Nacional el 3 de diciembre de 2015, según lo establecido en el Anexo 2?

 

La reelección indefinida es uno de los temas más importantes de la consulta y ha sido objeto de debate y reformas en esta última década. Sin embargo, en esta ocasión el trasfondo de la pregunta viene matizado por diferencias políticas e intereses particulares. A la luz de los recientes acontecimientos y al calor de la política actual ,que raya en lo absurda y sin propósito, podemos argumentar algunos puntos para votar NO en esta pregunta:

 

  1. Es importante analizar el principio de alternabilidad, que consiste en permitir que otros actores políticos se postulen para un cargo público y sean electos mientras que alguien que ya ocupó dicho cargo no pueda postularse al mismo tiempo (con variantes y condiciones). Inmediatamente surge la interrogante: ¿Por qué una persona no podría postularse a un cargo las veces que desee?

  2. Uno de los argumentos en contra de la reelección indefinida es que la persona o las personas que han sido elegidas quieran postularse de nuevo y, por lo tanto, dediquen su atención a perfilar sus condiciones futuras en lugar de servir a la ciudadanía. Sin embargo, prohibir la postulación consecutiva de una persona al mismo cargo no garantiza que las funciones del siguiente funcionario sean eficientes. Al no permitir la reelección indefinida, generamos incentivos para que la persona que quiera perpetuarse en el cargo sabotee las condiciones del futuro funcionario y, así, catapulte su postulación a futuro.

  3. El contexto en el que surgen las preguntas para la consulta popular nos permite cuestionar si estamos, en realidad, atacando el problema. Analicemos el caso de Rafael Correa, quien a pesar de no haber podido postularse de nuevo a la presidencia en esta ocasión, todavía controla e influye en gran parte de la estructura estatal. Con esto quiero decir que el problema no es que se haya facultado la reelección indefinida, sino que en Ecuador hay poca autonomía entre poderes y nuestras instituciones políticas y sociales han permitido que el ejecutivo acumule poder excesivo históricamente.

  4. Si diversas instituciones no son mejoradas y otras creadas para garantizar la separación de poderes pese a que el SI gane en esta pregunta eso no garantizará que otro mandatario ,legítimamente, modifique la constitución para permitir la reelección indefinida. 

  5. Si atacamos el problema de fondo, la institucionalidad, la concentración de poderes y la no demarcación de límites al ejecutivo —tomando este cargo como ejemplo— de seguro no importaría las veces que un funcionario se postule para un cargo. Al contrario, se priorizará el futuro del país sin importar quién esté en el sillón presidencial ni su ideología.

  6. Es preciso resaltar que si gana el SÍ en esta pregunta, esto no quiere decir que la corrupción, la mala administración política y la nula renovación de actores políticos desaparezcan. Tomemos como ejemplo la alcaldía de Quito, tras dos periodos de Paco Moncayo, las administraciones posteriores no han sido eficientes. En otras palabras, no ha habido una renovación política adecuada pese a mantener la alternabilidad.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload

  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
LIBRE RAZÓN
Oficina Quito:  Vasco de Contreras N35-236
Teléfonos: (+593) 02 443 085 | +593 0998 352936
Contacto: librerazon@gmail.com
 Quito, Ecuador