El manejo político de la deuda

April 2, 2018

 

En recientes días, se develó el informe de Contraloría sobre la deuda del Ecuador entre los años 2012 y 2017. En este informe, se establece que el límite a la deuda estatal (40% del PIB) fue superado, lo cual acarrearía consecuencias legales para quienes gobernaron el país en este periodo.Algunas de las conclusiones que surgen tras el informe mencionado son:

 

  • El límite de la deuda que puede contraer el Estado fue sobrepasado en el año 2017. Esto quiere decir que el endeudamiento fue superior al 40% del PIB en dicho año y se mantiene por encima del límite permitido.

  • Existieron contratos (deuda) cuya información no fue publicada y no se pudo conocer los términos exactos bajo los cuales se contrataron nuevos montos de deuda, especialmente con países asiáticos.

  • Existió un cambio de metodología en la medición de la deuda secundado por el decreto presidencial 1218 del 20 de octubre del 2016. Este cambio permite al gobierno reportar únicamente la deuda consolidada.

  • La deuda consolidada no es más que la deuda total del Estado menos la deuda interna, es decir, siempre será un valor menor al que se reporta en la deuda total.

  • El cambio de metodología en la medición de la deuda del Estado ecuatoriano se refleja a partir del mes de marzo del 2017

 

El gobierno dejó de reportar aproximadamente 12 mil millones de dólares de deuda interna de febrero a marzo del 2017 bajo el siguiente proceso:

 

  • El gráfico 1 muestra que la deuda se encontraba en 39,6% del PIB en febrero del 2017, es decir, estábamos por incumplir el límite legal del 40%.

  • Entre el 3 y 6 de marzo ocurre un incremento de deuda interna, con el cual el límite permitido (40% del PIB) se hubiera sobrepasado.

  • El gráfico 2 muestra el cambio de metodología, la deuda interna deja de ser reportada y el gobierno  cumple con el límite de endeudamiento estatal del 40% del PIB para marzo del 2017.

 

 GRÁFICO 1

 GRÁFICO 2

 

El cambio metodológico en sí no es el problema. De hecho, el gobierno se excusa citando al manual de estadística y finanzas públicas del FMI, en el cual se incluyen los conceptos de deuda total y deuda consolidada desde el año 2001, o sea 16 años antes de que al Ecuador emplee este método.

 

Si bien el FMI recoge el concepto de deuda consolidada que emplea el gobierno ecuatoriano para reportar la deuda desde marzo del 2017, es importante indicar que este organismo reporta la deuda total por país en su página web y no la deuda consolidada. Cabe señalar que el FMI no promueve el reporte de la deuda consolidada como único parámetro económico para conocer el nivel de endeudamiento de un país.

 

El cambio de metodología para la medición de deuda por parte del gobierno ecuatoriano levanta algunas interrogantes claves:

 

  1. El FMI incluye la deuda consolidada como un parámetro (1) más de información sobre la salud financiera de un país. ¿Acaso esto significa que el FMI sugiere que no se reporte la deuda total de un Estado? Podemos señalar claramente que esta no es la intención del organismo internacional. De hecho, y es hasta lógico, que mientras más información exista sobre la situación de endeudamiento de un país mejores decisiones se podrán tomar.

  2. Piensa mal y acertarás. El cambio de metodología nace con el decreto 1218 del mes de octubre del 2016. Sin embargo, este cambio se refleja recién en el mes de marzo del 2017, un mes antes de la segunda vuelta electoral y cuando el país estaba por alcanzar el máximo de deuda permitido. ¿Existió una jugada política en detrimento de la transparencia y de la libre disponibilidad de información?

 

La situación económica del Estado ecuatoriano no es la mejor y muchas instituciones están o pueden verse comprometidas por el manejo del gobierno anterior y de éste más. Por tal motivo, si existen principios no negociables esos son la transparencia y la claridad en la información que un gobierno entrega a su ciudadanía. Desde Libre Razón, manifestamos nuestra preocupación e instamos a que las cifras económicas sean presentadas claramente y en su totalidad, alejándose de cualquier manejo o manipulación política.

 

 

 (1) El FMI aclara en su manual la diferencia entre los dos métodos para medir la deuda: “La diferencia entre el SCN 1993 y este manual refleja usos distintos de las estadísticas. El sistema de EFP está concebido para producir estadísticas adecuadas para el análisis del efecto de las operaciones gubernamentales, ya sea la totalidad del  sector  gobierno general o un subsector determinado. En particular, la evaluación del impacto total de las operaciones gubernamentales sobre la economía o la viabilidad de las operaciones del gobierno es más eficaz si la medida de las operaciones gubernamentales es un conjunto de estadísticas consolidadas, y no estadísticas sin consolidar. El sistema de EFP tampoco pretende medir la producción que tiene lugar en el sector gobierno general. El SCN 1993, por su parte, tiene una variedad de usos mucho más amplia, incluyendo la medición integral de la producción y las relaciones entre sectores”.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload

  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
LIBRE RAZÓN
Oficina Quito:  Vasco de Contreras N35-236
Teléfonos: (+593) 02 443 085 | +593 0998 352936
Contacto: librerazon@gmail.com
 Quito, Ecuador