top of page

Ceder para dinamizar: caso Las Palmas, Esmeraldas

Actualizado: 9 feb 2023



La ciudad de Esmeraldas es una de las capitales costeras del Ecuador con mayor pobreza en el país. Sin embargo, siempre es un verdadero regalo de la vida poder visitar esta bella ciudad, a la que uno siempre quiere regresar, no sólo por sus paisajes y su gente, sino también por su exquisita gastronomía que acompaña al bello paisaje frente al mar.


Lastimosamente, al mismo tiempo, es una ciudad a la que da un poco de temor visitar por los altos niveles de inseguridad que se muestran en los noticieros por las denuncias de la ciudadanía (Esmeraldas News , 2021).


Al visitar la ciudad verde, lo primero que llama la atención es su gastronomía, donde el plátano verde es el ingrediente principal de casi todos los platillos que se ofertan, principalmente para los turistas que visitan la ciudad.


Hay decenas de personas que comen en restaurantes y puntos de venta de comida ambulantes ubicados en el centro y norte de la ciudad, aunque a veces, parece que más lo hacen en los puestos ambulantes. Esto es consecuencia no solo de los bajos precios , sino por la buena relación que existe entre precio y producto, sumando al trato personalizado que dan los ambulantes a cada persona que tiene la intención de consumir sus productos.


Aunque Esmeraldas es una ciudad grande en extensión y con bellos paisajes donde uno va, los lugareños siempre recomiendan ir al malecón de la playa Las Palmas, que fue regenerado en mayo de 2016 durante el gobierno de Rafael Correa (Presidencia de la República del Ecuador, 2016). Además, es donde más comercio formal e informal hay a causa de la alta afluencia de turistas nacionales e internacionales.


En cualquier medio de transporte terrestre que uno escoja, se puede llegar al balneario Las Palmas. Tan pronto como uno llega, llama la atención el edificio en forma de barco, propiedad de la empresa pública Flota Petrolera Ecuatoriana (FLOPEC).


Sobre el edificio de FLOPEC pueden haber opiniones diversas, pero no cabe duda de que, para quienes están alrededor del edificio y su plataforma con malecón abierto, el paisaje es una ventaja para emprender porque la playa puede ser visitada por todos quienes decidan ir al balneario. A esto, le debemos sumar que el edificio es un punto de atracción fotográfico, lo que se traduce en más visitantes y más clientes para los emprendedores.



Decenas de autos, desde la mañana hasta la noche, dan vueltas por el malecón de Las Palmas. Pero también hay gente caminando todo el día.


Metros antes del gran edificio de FLOPEC, hay un parqueadero público que siempre está abarrotado, cuyos vecinos dicen que es el estacionamiento más costoso del país debido al excesivo gasto realizado. Con la gran inversión pública, se hizo la remoción de tierra y el asentamiento de estructuras metálicas, que no dan sostén a nada más que algunas banderas colocadas por los propios turistas. Como cualquier parqueadero que está casi siempre lleno, este puede volverse un punto estratégico para que haya mayor cantidad de personas a pie que, a su vez, se pueden convertir en consumidores (Pinasco, 2019).


La inseguridad es uno de los factores por los que mucha gente decide no visitar la ciudad de Esmeraldas, pero en Las Palmas es distinto. Al menos para los habitantes y algunos turistas aventureros, todos parecen sentirse seguros porque es un lugar donde se puede sacar el teléfono celular o sentarse a comer a gusto donde quiera sin el temor de ser asaltado.


Cuando somos turistas, a pesar de que viajamos dispuestos a vivir la aventura para disfrutar mejor los días que estamos lejos de las responsabilidades de la casa y el trabajo, no dejamos todo al garete. Si viajamos en bus, nos importa el sitio donde dejamos nuestras pertenencias. Si viajamos en auto, a pesar de sentirnos libres de horarios, preocupa no solo donde está el auto, sino si estará igual que cuando lo dejamos. Esa creo que es la mayor razón por la que hay decenas de personas que no bajan de sus autos en Las Palmas.


Pues a pesar de ser una playa segura, el miedo de dejar el auto en un lugar con poca luz, vigilancia limitada y sin responsabilidad influye para que haya menos personas de las que se ven caminando por el malecón.



El parqueadero de Las Palmas, al ser de acceso libre, no tiene restricciones para que las personas, tengan o no un auto en el lugar, accedan al mismo. Esto lo convierte en un sitio de poca confianza para dejar el auto.


Entre los vecinos y propietarios de comercios comentan que el parqueadero bien pudiese estar concesionado a una empresa privada encargada de la seguridad de los vehículos y el mantenimiento del lugar. Pero las instituciones públicas se oponen porque, en su lógica , si hay cobros, la gente dejará de venir y los perjudicados serían los comercios. Esto resulta algo ilógico, ya que si consideramos que cuando dejamos el auto en un parqueadero, donde opera una empresa privada, es bastante probable que no nos preocupe la integridad del automotor mientras nosotros paseamos.


No tienen la misma opinión quienes están en el comercio y quienes toman las decisiones. Para los primeros, si hubiese una institución que se encargue de cuidar vehículos, no solo habría posibilidades de empleos formales en la zona, sino que también se abriría la oportunidad de que lleguen más personas que además sean visitantes, clientes e incluso huéspedes de la ciudad.


Ceder el control de espacios construidos con dinero público a empresas privadas en el país parece que fuese un delito o una mala idea. Y claro que lo es, solo si la decisión se toma desde un escritorio y sin consultar a los interesados. En este caso, es importante que los visitantes de Esmeraldas sientan que su propiedad está a salvo mientras visitan el lugar.


Esto implica más seguridad para que turistas, como dicen entre comerciantes, hagan el gasto. De esta forma, se mejora la seguridad y se permite que haya mayor posibilidad de que quienes poseen comercios puedan contratar más personas y exista un incentivo para que los informales vean en el mercado formal una esperanza.


Por: Edgar Wladimir Cabascango


Bibliografía


Esmeraldas News . (27 de Junio de 2021). Esmeraldas Newa. Obtenido de http://www.esmeraldasnews.com/noticias/item/2722-ciudadanos-dicen-estar-cansados-de-tanta-delincuencia-en-esmeraldas


Pinasco, G. (2019). Flota petrolera ecuatoriana perdió $78 millones en 2 años. Vistazo.


Presidencia de la República del Ecuador. (2016). Inauguración del Malecón Escénico las Palmas y del edificio de La Flota Petrolera Ecuatoriana FLOPEC. Actividades Presidenciales , Esmeraldas. Obtenido de https://www.presidencia.gob.ec/wp-content/uploads/downloads/2016/06/EDIF.-FLOPEC.pdf


114 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page