5 premisas para regular las criptomonedas en Ecuador

Actualizado: 24 feb

La regulación no es la única alternativa para dar un espacio legítimo a las criptomonedas


El 2022 se vislumbra como un año álgido para la regulación de criptomonedas en el mundo y Ecuador no se quedará atrás. El pasado 31 de enero, Guillermo Avellán, gerente general del Banco Central del Ecuador, reveló a Bloomberg que se está trabajando en un proyecto de ley que regule el uso de las criptomonedas.


Avellán indicó que no se las normará como moneda de curso legal, como es el caso de El Salvador, y sugirió que serán consideradas activos de inversión. Además, se buscaría evitar el uso de criptomonedas con fines ilícitos, como el lavado de activos.


Con el objetivo de ofrecer claridad a los usuarios sobre los usos permitidos de las criptomonedas, el Banco Central espera trabajar en el proyecto durante el primer trimestre de 2022. La Junta de Política y Regulación Monetaria y Financiera lo revisaría entre el segundo y tercer trimestre.


Los ecuatorianos sí usan criptomonedas


En la actualidad, Ecuador permite comprar criptomonedas, pero prohíbe su uso como medio de pago. De acuerdo con el único comunicado que la extinta Junta de Regulación Monetaria Financiera emitió para referirse al tema, realizar transacciones con criptomonedas puede conllevar sanciones penales. Además, el Estado no otorga ninguna garantía ante el riesgo de pérdidas económicas.


Esta disposición que se publicó en febrero de 2018, cuando se instalaron los primeros y únicos cajeros automáticos de criptomonedas en el paíse, se respalda en el artículo 98, inciso 3, del Código Orgánico Monetario y Financiero, que prohíbe la circulación y uso de dinero no autorizado por la Junta. Sin embargo, no hay mención explícita dentro de la normativa ecuatoriana.


Y lo cierto es que poco se ha controlado el uso de criptomonedas y sus transacciones en el país, donde se mueven alrededor de $400 millones de bitcoines al año, de acuerdo con Exchange. Existen negocios que reciben pagos en criptomonedas voluntariamente y otros que operan directamente en la industria de las criptomonedas.


Considerando este contexto, es imprescindible que el gobierno tome cartas en el asunto y levante dicha prohibición. Las criptomonedas llegaron para quedarse alrededor del mundo y Ecuador no es la excepción.