• mjvillaquiran

La eterna “D”: negociaciones sobre la mesa

Ecuador tendría que reestructurar la deuda de nuevo en 2031 - 2035


Tenedores de bonos globales de deuda externa


Luego de que el lunes 6 de julio el gobierno anunciara un acuerdo con casi la mitad del grupo de tenedores de bonos de la deuda ecuatoriana para reducir los intereses de la deuda y ampliar sus vencimientos, dos grupos de tenedores han planteado una contrapropuesta.


El 13 de julio, un Comité Directivo para el grupo de más de 25 inversionistas institucionales y un grupo ad hoc poseedor de bonos que vencen en 2024 presentaron una propuesta de renegociación que consta de los siguientes términos:

  1. Descuento de 10% de capital de la deuda de $17.375 millones, equivalente a $1.737 millones.

  2. El recorte no aplicará para los bonos con vencimiento en 2024.

A finales de este mes, se llevará a cabo una votación, en la cual se necesita un 66% de apoyo de los tenedores de bonos para dar paso al reperfilamiento de la deuda. Sin embargo, se requiere el 75% de los votos para el tramo de bonos que vencen en 2024.


Guillermo Avellán, economista y catedrático, señala que la renegociación de la deuda es un paso positivo y “la última oportunidad seria que tiene el país para ordenar las finanzas públicas y retomar la senda del crecimiento económico”. De igual manera, indica que es importante recordar a la ciudadanía el porqué de la reestructuración de la deuda.


El economista Avellán manifiesta que esta es la consecuencia de once años consecutivos de déficit fiscal, lo que provocó un excesivo endeudamiento que pasó de 29% del PIB en 2016 a 61% en mayo de 2020. Además, estos bonos soberanos representan el 45% del total de la deuda externa y, en virtud de ello, esta renegociación permitiría aliviar los pagos del capital de amortización de la deuda.


Por otra parte, Jaime Carrera, miembro del Observatorio de la Política Fiscal, mantiene que la renegociación de deuda resulta ser insuficiente, puesto que, el país continuará reflejando un déficit fiscal por lo menos durante los siguientes diez años.


El Director del Observatorio Económico de Ecuador Libre: Jorge Gallardo, hace la advertencia de que, si bien en el corto plazo el servicio de la deuda se reducirá sustancialmente por la disminución de la tasa de interés y pagos de capital, en el período 2031-2035 el servicio de la deuda nuevamente crecerá. Por lo tanto, el país tendría que reestructurar su deuda una vez más si se da un escenario pasivo.


Renegociación de la deuda con China


Durante esta misma semana, el portal de noticias Bloomberg publicó que el país había llegado a un acuerdo con China para pagar una fracción del monto adeudado de este año y el de 2021, antes de que aumenten los pagos anuales en 2022. Ecuador adeuda al país asiático $5.492 millones.


Según el ministro de Finanzas Richard Martínez, la renegociación de este tramo de la deuda es fundamental para el país. Aclaró que la operación aún no se ha cerrado, reiterando que los resultados de estas gestiones se harían públicos una vez hayan concluido.


En este contexto, el país espera obtener créditos por $2.400 millones con dos instituciones financieras chinas hasta el mes de octubre, una de ellas estaría sujeta a la preventa de más de 50 millones de barriles de petróleo a la empresa china “Zhenhua Oil” por parte de Petroecuador. Estos préstamos tendrían tasas de interés de entre 5,7% y 6,6%, con vencimientos comprendidos entre dos y cinco años.


El Director General de Analytica Securities Ramiro Crespo argumenta que es oportuno renegociar con China porque Ecuador necesita financiamiento y mejorar las condiciones de la deuda. Aunque, para él, hay serios obstáculos, como las condiciones de los contratos petroleros anteriores con China que se mantienen en confidencialidad y, que de ser revelados, llevarían al país a la moratoria.

8 vistas
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
LIBRE RAZÓN
Oficina Quito:  Vasco de Contreras N35-236
Teléfonos: (+593) 02 443 085 | +593 0998 352936
Contacto: librerazon@gmail.com
 Quito, Ecuador