top of page

Entre la fantasía y la realidad

La actual administración gubernamental en Ecuador se empeña en utilizar, a su antojo, las cifras de empleo adecuado que se han creado en lo que va de su mandato. En esta ocasión ha asegurado que: “se han creado casi 443.000 nuevos empleos”. Estos datos, sin embargo, pueden nublar la vista y entorpecer la dirección que necesita la política pública con respecto a lo laboral.


Si bien es cierto que la entrega del último mes de 2022 de la Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo (ENEMDU) del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) indica que las cifras de empleo han aumentado, este podría responder a las festividades de la época.


Tabla 1. Cifras de empleo adecuado a nivel nacional.

Mayo 2021

Diciembre 2022

Diferencia

Empleo adecuado/pleno

2.569.033

3.011.800

442.767

Fuente: ENEMDU


Como lo muestra el Gráfico 1, el Gobierno sí podría asegurar que la creación de empleo adecuado ha tenido una tendencia positiva durante su periodo. Sin embargo, el gráfico también muestra que la cantidad de empleo adecuado creado en diciembre muy probablemente responda más a las festividades, y no a un empleo sostenible en el tiempo, tal como sucedió en diciembre de 2021. En aquella ocasión, luego de llegar a un pico de 350.000 empleos, la cifra bajó a 116.000 empleos para febrero de 2022. Es decir, podría parecer que hubo una destrucción de 234.000 empleos en dos meses.


En septiembre de 2021, se mencionó que se habían creado 274.000 empleos, que luego pasaron a ser 350.000 en diciembre; es decir, hubo un crecimiento esperable producto de las festividades. Esto es algo que no se vio con la misma fuerza en 2022.


Viendo el Gráfico 1, se podría generar una pregunta aún más inquietante, ¿por qué se redujo el medio millón de empleos adecuados que el Gobierno dijo que se habían creado en septiembre 2022? Dicho sea de paso, en esta ocasión existe una dinámica diferente a la de 2021.


Gráfico 1. Diferencia en cantidad de empleos de cada mes con respecto a mayo de 2021 en miles.

Fuente: ENEMDU


Otro problema con la forma en la que el Gobierno relata los datos de empleo es que se basa en los cambios que ocurren en la Población Económicamente Activa (PEA). Aquí, el inconveniente es que no es lo mismo que existan 95 personas con empleo en un universo de cien personas, que en un universo de mil. En el primer caso, significa que el 95% de la población tiene un empleo y en el otro, que solo el 9,5% de la población lo tiene. La PEA es una cifra importante para saber si la economía ecuatoriana está generando las suficientes oportunidades para su población.


Tomando en cuenta que el comportamiento del empleo depende de las estaciones del año y que, para dimensionar mejor el comportamiento de la economía ecuatoriana es necesario dimensionar el tamaño de la PEA, entonces un análisis más certero debería utilizar las cifras de diciembre de cada año.


En el Gráfico 2, se puede observar que alrededor del 36% de los ecuatorianos tienen un empleo adecuado que, aunque es una cifra que viene mejorando frente al 30,4% de 2020 y el 33,9% de 2021, aún se encuentra algo lejana de las cifras pre pandemia (38,8% en 2019), y aún más lejos del pico más alto de 49,3% de 2014.


Estas cifras deben levantar todas las alertas, pues el empleo adecuado en 2007 fue del 43,2%; es decir, el Ecuador lleva más de 15 años sin crear suficientes fuentes de empleo adecuado para su población.


Gráfico 2. Porcentaje de empleo adecuado.

Fuente: ENEMDU


Es imperativo que las cifras de empleo se interpreten de forma más rigurosa, pues solamente así se podrá implementar políticas públicas adecuadas. Considerando los datos analizados, es importante que los análisis consideren la dinámica de los empleos estacionales, para que así se impulse la creación de empleos sostenibles en el tiempo, generalmente producto de menor regulación y mayor empresarialidad e inversión.


51 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page